Mantener la casa ordenada: 15 consejos para conseguirlo

Mantener la casa ordenada

Mantener la casa ordenada es para muchos una tarea imposible. Nos pasamos la vida ordenando para desordenar, limpiando para volver a tenerlo todo sucio en menos de veinte minutos. Mantener un entorno limpio y ordenado puede convertirse en una verdadera odisea o, incluso, en una auténtica frustración. Sin embargo, no hay nada que con un poco de esfuerzo y algunos buenos consejos no podamos conseguir.

No son pocos los que no creen en los beneficios de mantener su hogar limpio y ordenado o, simplemente, desconfían de sus capacidades para conseguirlo. Los más caóticos tendrán siempre una excusa para justificar los entornos más anárquicos: “Tengo cosas más importantes que hacer” o “Yo en mi desorden me entiendo”, sin ser conscientes de que, con un poco de método y disciplina ahorraremos mucho tiempo y esfuerzo. Además, las tareas diarias de la casa te obligan a realizar un ejercicio moderado pero beneficioso para tu salud y bienestar. Además, a la larga, te ahorrarán también dinero, puesto que mantendrás tus objetos más cuidados y en mejores condiciones.

A continuación te ayudamos a hacer de tu hogar un espacio armónico en el que poder encontrarte y, lo que es más importante, ¡poder encontrarlo todo!. No dudes en aplicar los consejos que consideres más útiles. ¡Se acabó el palizón del fin de semana o el tiempo perdido! Ahí van algunas herramientas que harán de tu casa la envidia de todas tus visitas.

 

  1. Dedica cada día un tiempo prudencial a ordenar. Recoger durante 15 minutos todos los días nos ayudará a mantener nuestra casa cuidada y evitar las largas y tediosas jornadas de limpieza.

 

  1. Aprovecha los ratos muertos para limpiar. Por ejemplo, el tiempo de descarga de una película o de cocción de alimentos.

 

  1. Evita el exceso de objetos decorativos y ponerlos en superficies planas como mesas o encimeras. Aplica el lema “menos es más” o, en este caso, “cuanto menos tengo, menos tengo que limpiar”.

 

  1. Intenta recoger antes de salir de casa y antes de irte a la cama. Una batida general en estos momentos te ayudará a mantener la casa recogida y te ahorrará mucho tiempo.

 

  1. Crea y define espacios para cada cosa. Dejar las llaves y papeles en el mismo sitio, o colocar abrigo y bolso en un lugar específico te ayudará a tener un hogar ordenado y, lo más importante, ¡te evitará las interminables búsquedas de objetos por la casa!

 

  1. Limpia a diario espacios como el baño o la cocina. No hablamos de una limpieza en profundidad, sino de limpiar encimeras, fuegos o lavabos después de su uso. Un consejo útil en este aspecto es cronometrar el tiempo que empleamos en cada cosa. Nos daremos cuenta de que, si lo hacemos a diario, estas tareas nos llevarán tan solo unos minutos.

 

  1. En esta línea, evita acumular vajilla en cocina y comedor. Recoge la mesa y lava los platos justo después de comer.

 

  1. Otro consejo útil es reducir el espacio de almacenamiento, evitando así acumular objetos innecesarios.

 

  1. Toma una decisión sobre qué hacer con aquello que no utilizas. Una interesante herramienta que nos ofrece Inma Torres desde el blog Vida en positivo es La caja de un año. La idea es meter en esta caja todas las cosas que no utilices pero no te atrevas a tirar. Ciérrala. Pasado un año, si no has necesitado abrirla ¡tírala!.

 

  1. Otra máxima a aplicar sería la de “No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”. Limpia las manchas en el momento, evita el caos y las prisas. El tiempo empleado en evitar ensuciar y desordenar supondrá un buen ahorro a la larga.

 

  1. Crea tu propio plan de limpieza. Un calendario semanal con las tareas de la casa te ayudará a organizarte, priorizar y realizar todas las labores necesarias. Puedes descargarte un sencillo y atractivo modelo diseñado por Eva en el blog Nuevas ideas nuevos comienzos.

 

  1. No olvides realizar una limpieza a fondo cada dos meses. Las cortinas, alfombras, puertas, neveras y ventanas tienen que limpiarse cada cierto tiempo, ¡no olvides que también se ensucian!

 

  1. Invita al resto de la familia a participar en las tareas, especialmente a los más pequeños. Cuanto más conscientes seáis todos de lo útil que es mantener el orden y limpieza de la casa, más tiempo libe tendréis para disfrutar en familia.

 

  1. Evita los errores típicos. En este sentido es de gran utilidad  el Método Konmari, que ofrece consejos como no dejar las cosas nunca  a la mitad, ordenar por categorías o eliminar antes de guardar.

 

  1. Por último, lo más importante: ¡Diviértete! Cambia tu pensamiento y evita la pereza mental. Pon un poco de música y a aprovecha para cantar o incluso ¡bailar! Te ayudará a tener un hogar armonioso pero también una ¡mente desestresada y equilibrada!

Posted on 09/06/2016 in Decoración, Hogar, limpieza, orden

Share the Story

About the Author

Fotógrafa sin fronteras, experta en comunicación. ¡¡Multi-idioma!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top